• Martin Montoya

Rescatan un icono limonense.

Anfiteatro del Parque Vargas regresa a la vida.

Organización, comercio local y voluntarios trabajaron para restaurar anfiteatro.

Fueron muchos años en el abandono, hasta que una Organización No Gubernamental (ONG), y la empresa privada le han dado vida y colorido al anfiteatro de Limón.


Único en ser construido a la orilla del mar en todo nuestro país, el anfiteatro del Parque Vargas en la ciudad de Puerto Limón, pasó del orgullo, a representar la vergüenza de las malas gestiones municipales.


Poco a poco el desinterés fue convitiéndose en el amo y señor de esta estructura, que albergó conciertos de gran renombre en el Caribe, durante su mejor época. Su deterioro avanzó hasta caer en el olvido de todos los limonenses.


Lamentablemente personas con problemas de drogas o en condición de calle, hicieron de el su 'bunker' hasta convertirse en un monumento al abandono .


Así luce ahora el anfiteatro de Limón.

Salirse de lo normal.

Surge la idea de restaurarlo, tras una visita de Victoria Ríos, limonense radicada en San José, quién se lamenta de ver las condiciones de este y otros inmuebles de nuestra ciudad. A partir de ahí fundó la organización Limón S.O.S.


"En una visita mía a Limón, descubro que este Limón, es el mismo Limón que recorría yo siendo una niña, y que nada había cambiado en 30 años, de ahí que decidí salirme de lo normal y hacer lo 'anormal', manifestó Ríos.

Es así como Limón S.O.S., inició la titánica decisión de restaurar esta obra y brindarle otro aspecto al Parque Vargas. Por lo cual, decidieron aliarse con el comercio local, para así cumplir la misión. El primero en sumarse a la campaña fue Oscar León, propietario de Yostek.


"Todo inició cuando Victoria me contactó por un amigo en común, y tras encontrarnos y conversar por cerca de treinta minutos, pude captar la esencia de lo que ella desea para Limón, e inmediatamente me ofrecí a ayudarle en la coordinación de lo que sería la donación de la empresa privada, esto debido a la experiencia que nosotros poseemos en cuanto a la responsabilidad social, a través de lo que es la comunidad Yostek, donde tenemos matriculadas a muchas empresas privadas y comprometidas", indicó León.



Según el empresario, podría estimarse en poco más de cuatro millones de colones la inversión de la empresa privada en esta obra, pero que día con día surgen otra serie de contrariedades, que obligan a tener que buscar más ayudas para poder continuar con esta obra, que se ha convertido en el más grandioso ejemplo de solidaridad, unión y esfuerzo de la empresa privada, pero también de la gente de Limón.


"Hace poco hicimos un posteo en redes sociales, de una familia que llegó a colaborarnos, probablemente era una familia de escasos recursos (...), nos trajo su donativo, nos trajo un poquito de soldadura.

Vino (la madre) con su hijo, que ejemplo el que le estaba dando a su hijo, trajeron 2 martillos para quebrar la cerámica, y entre ella y su hijo se pusieron a quebrar cerámica, trajeron también su comidita para poder ser autosuficientes", externó, con evidente motivación León.


De esta manera, el gran esfuerzo entre la ONG, la empresa privada y los ciudadanos limonenses, nos brinda la oportunidad de comprender la importancia del compromiso social que debe de existir entre todos.


Gracias a la labor en conjunta, este espacio limonense quedará habilitado para poder disfrutar de actividades culturales, recreativas y más.

LO ÚLTIMO

Banner-250x400.gif

Teléfono: 2798-9300 // email: jason.jaen@limonhoy.com

 ©  2019 Todos los derechos reservados Grupo Limón TV 36 S.A.