top of page
  • Udhei Leitón

"Hice una carta para despedirme”, dice niña limonense que sufrió bullying


La historia de “Maricruz” (nombre ficticio para proteger su identidad) es la historia de una joven de tan solo 15 años de edad, que sufrió un accidente de tránsito que le dejó un trauma y una cicatriz que la marcaría de por vida.


Tras quedar con una herida en su frente, producto de este accidente automovilístico que sufrió, sus compañeros comenzaron a molestarla.


La menor asegura que al principio lo vio normal, pero lo intenso de las bromas, aumentaron hasta el punto de poner en peligro su integridad como persona, viviendo las burlas de sus compañeros, que la llevó a tener un impacto en su salud mental y a pensar en quitarse la vida.


“Siempre fui muy aplicada, pero mis notas comenzaron ha bajar, porque me hacían bullying terrible, mi familia y yo, tuvimos un accidente, el carro donde viajábamos que se aceleró y chocamos contra un puente bailey”, comentó.


“Al principio yo solo quería recuperarme, me daba igual como me veía, pero al entrar a clases empezaron las burlas, pensé que pasaría, empecé en el mismo turno de una niña que se dedicaba a molestarme, comenzaron las burlas en aumento, juntó a fuertes y agresivas ofensas, después todos los días era lo mismo, ofensas, ofensas y más ofensas, junto a burlas intensas, yo decía: 'estoy cansada'"


"Hasta que pensé en suicidarme, y terminar con esto, razón por la que hice una carta para despedirme, mi abuela, ella la vio antes, yo me acosté llorando aquella noche”, recordó la menor.



Su abuela, quien no quiso ser identificada, estuvo siempre con su nieta, pasando por este trago tan amargo.


Ella vio como no solo el impacto del accidente de tránsito de su nieta, sino también el dolor de ser víctima del bullying, del acoso, y de la inacción de las autoridades.


La encargada legal de la menor denuncia que el colegio de Pacuare no activó el protocolo para proteger a la estudiante víctima de esta situación que escaló a tal punto de poner en riesgo su vida.


“Desde que mi nieta fue al colegio tras el accidente, una niña junto a sus compañeros la insultaban, la molestaban, la retaban, le decían 'la novia de Chucky', 'manos de tijeras' y otros más que no quiero recordar, pasamos momentos difíciles, ella aún hoy pasa por sus depresiones, aun sigue afectada”, aseguró.


“Maricruz” actualmente recibe atención de especialistas en psicología por parte de funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social, para lograr superar este momento.


Este medio buscó al director de este centro educativo, Andrew Lewis, ya que la denuncia presentada ante el circuito 01 del Ministerio de Educación (MEP) -en poder de LimónHoy.com- mencionan que el funcionario lo que hizo fue recomendar que la estudiante fuera trasladada y no atender la situación en el colegio y garantizar el bienestar de la estudiante en el ambito educativo.


“Esa denuncia que usted comenta no me ha llegado por escrito, yo ocuparía de los documentos por escrito, desconozco la denuncia hasta que la vea por papel, si yo recomendaría trasladar a un alumno también seria por escrito y no existe documento alguno que asegure eso", comentó Lewis.


Pese a los cuestionamientos, el director sostuvo no tener conocimiento del caso.


Limón Hoy también consultó con las autoridades del Ministerio de Educacion Publica, sin embargo no han respondido a este caso en el que en apariencia no se activaron los protocolos correspondientes.


Este se suma a otros casos que ha revelado este medio y que el MEP tampoco se ha referido.


Desde la broma de un director con un objeto sexual en la Unidad Pedagógica de Matina, hasta casos por discriminación racial, casos por condición de aparente maltrato a niños con autismo.


Además del aparente caso de bullying cometido por el director de una escuela del Valle La Estrella, a un estudiante en el comedor.



Comments


04 BPDC CT359 Credito Financiero banner digital Limon Hoy250x400 (2).png
bottom of page