top of page
  • Thamara Leitón

El estrés y el sistema digestivo: Una Relación Intrincada


En la búsqueda continua de comprender los vínculos entre la mente y el cuerpo, un aspecto que ha ganado atención considerable es la relación entre el estrés y el sistema digestivo.


Estudios científicos han demostrado de manera concluyente que existe una interacción bidireccional entre estos dos sistemas aparentemente separados.


El especialista, Jorge Costo explica que “La conexión entre el estrés y el sistema digestivo es innegable y compleja. Reconociendo esta relación, los individuos pueden tomar medidas para gestionar el estrés y cuidar su salud digestiva, promoviendo un equilibrio armonioso entre mente y cuerpo.”


Cuando una persona se enfrenta a situaciones estresantes, el cuerpo libera hormonas como el cortisol y la adrenalina como parte de la respuesta de "lucha o huida".


Estas hormonas pueden tener un impacto directo en el sistema digestivo al ralentizar o interrumpir su funcionamiento normal. Los efectos pueden variar desde una disminución del flujo sanguíneo hacia el estómago y los intestinos hasta cambios en la motilidad intestinal y la función de las enzimas digestivas.


Uno de los resultados más comunes de esta interacción es la sensación de malestar en el estómago, que puede manifestarse como náuseas, dolor abdominal, diarrea o estreñimiento.


Además, el estrés crónico se ha relacionado con condiciones gastrointestinales más graves, como el síndrome del intestino irritable (SII) y las úlceras estomacales.


“En este contexto, es esencial abordar el manejo del estrés como parte de un enfoque holístico para la salud. Las técnicas de reducción de estrés, como la meditación, el yoga y la terapia cognitivo-conductual, pueden ayudar a mitigar los efectos perjudiciales del estrés en el sistema digestivo y mejorar la calidad de vida en general”, recomendó el nutricionista.


Por otro lado, las afecciones digestivas también pueden influir en la salud mental. La conexión entre el intestino y el cerebro, conocida como el eje intestino-cerebro, sugiere que un desequilibrio en el microbiota intestinal puede afectar el estado de ánimo y la salud mental. Esto establece una relación de retroalimentación entre el sistema digestivo y el estrés.

Commenti


04 BPDC CT359 Credito Financiero banner digital Limon Hoy250x400 (2).png
bottom of page