• Udhei Leitón

Costa Rica cuenta con un bajo índice de trabajo infantil


Costa Rica es el país latinoamericano con baja tasa de trabajo de personas menores de edad, con un 1,3 % en el año 2021, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).


Esta cifra coloca al país en el margen de error, incluso en el año 2020, a Costa Rica lo aceptaron como país pionero en la Alianza como un reconocimiento de los esfuerzos que se realizan en la lucha contra el trabajo infantil contra el trabajo infantil y adolescente peligroso.


Es por ello que, con motivo de la conmemoración del Día Internacional contra el Trabajo Infantil, que se celebra cada 12 de junio, se realizó en las instalaciones de la Escuela Joaquín García Monge, ubicada en Desamparados, el acto oficial con la participación del Presidente de la República, Rodrigo Chaves Robles, la ministra de Educación Pública, Anna Katharina Müller Castro y el viceministro de Trabajo y Seguridad Social, Luis Paulino Mora Lizano.


También participaron autoridades de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y representantes de los sectores empleador y trabajador.


El propósito de la conmemoración es evidenciar la situación que enfrentan muchos menores de edad que trabajan para ayudar a sus familias económicamente, dejando de lado su formación académica y sus actividades de sano esparcimiento.


Costa Rica, al tener reconocimiento y posicionamiento internacional, se compromete a realizar esfuerzos y acciones estratégicas puntuales, focalizadas, que permitan alcanzar en el 2025 la meta 8.7 del Desarrollo Sostenible y declarar efectivamente el territorio nacional libre de trabajo infantil.


Para este 2022, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, tiene como lema “Protección social universal para erradicar el trabajo infantil”, por tanto, el énfasis debe darse en el compromiso del Gobierno de aumentar, o bien, mantener los sistemas de protección desarrollados a nivel estatal para identificar, acompañar y garantizar los derechos de la población menor de edad trabajadora.


Para alcanzar la meta de ser un país libre de trabajo infantil es necesario continuar con los programas de reducción de la pobreza, incentivar el empleo, mejorar la educación y promover la permanencia en ella e implementar políticas de protección social que beneficien a toda la familia.


De este modo, los éxitos en la lucha contra la pobreza traen consigo estabilidad política y crecimiento económico general, que desincentivan el trabajo infantil. En esta lucha, el sector educativo se convierte en un pilar fundamental para evitar que el trabajo infantil y adolescente aumente.


Al respecto el viceministro de Trabajo y Seguridad Social, Luis Paulino Mora Lizano, señaló que “Costa Rica aspira a ser un país libre de trabajo infantil y adolescente peligroso, hoy estamos bastante cerca de la meta, esto sin lugar a duda es un reto que se hará realidad gracias al esfuerzo y compromiso de los distintos sectores. Lograr el objetivo de la erradicación es importante, pero sostenerlo es todavía aún más relevante, porque implica mantener el cambio social, económico y cultural, para evitar a toda costa el retroceso”.


El Ministerio de Trabajo es el rector en la materia y coordinador del Comité Directivo Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil, labor que continuará liderando este compromiso país para erradicar el trabajo infantil, mediante acciones de atención directa existentes e institucionalizadas con los protocolos respectivos y fortaleciendo las acciones de prevención y fomento de buenas prácticas del sector empresarial.


“La educación debe ser siempre ese espacio seguro en el que los sueños e ilusiones de nuestra niñez y juventud encuentren terreno fértil que los mantenga alejados del trabajo infantil. Queremos que nuestros centros educativos sean entornos donde abunde la alegría, para que nuestra comunidad estudiantil quiera permanecer en las aulas a sabiendas de que el aprendizaje es la llave para abrir la puerta de las oportunidades.”, expresó Anna Katharina Müller, Ministra de Educación.


De acuerdo con la publicación de la CEPAL- OIT “Modelo de identificación del riesgo de trabajo infantil” en números absolutos, para 2016 se estima que hay más de 10.4 millones de niños, niñas y adolescentes, entre 5 y 17 años de edad, en situación de trabajo infantil en la región.


En términos porcentuales, los países con mayor prevalencia al trabajo infantil son Haití (34%), Bolivia (26%), Paraguay (22%) y Perú (21,8%); y los de menor prevalencia son Costa Rica (2,1%), Panamá (2,5%), Belice (3,2%) y Argentina (5,8%).

m300x600.gif
banner farmacia.png